lunes, 14 de mayo de 2012

LA CIRCULAR


La carta circular tiene la característica de que se redacta un único original del cual se obtienen tantas copias como envíos se quieran efectuar. El contenido de este documento es, por tanto, el mismo para todos; únicamente varían los datos de los destinatarios, que se incluyen posteriormente en cada una de las copias.


Tipos de circulares

Se suelen distinguir dos tipos de circulares: las circulares exteriores y las circulares interiores.
  • Circulares exteriores: son las que se difunden fuera del ámbito de la empresa. Mediante estas cartas se informa a otras empresas o particulares de algún hecho que debe ser conocido por todos aquellos que mantienen relaciones comerciales con la empresa remitente: cambio de domicilio, apertura de sucursales, cambio de denominación, presentación de nuevos productos, ampliación o fusión de empresas... Es conveniente que la circular contenga no solo la comunicación, sino también sus causas y, siempre que sea posible, las ventajas o inconvenientes que ese hecho tendrá para el destinatario.
  • Circulares interiores: son las que se difunden dentro de una empresa. Mediante estas cartas se comunican asuntos que son de interés para todas las personas que trabajan en una empresa o para un grupo de ellas. Las circulares interiores se utilizan especialmente en empresas con un gran número de empleados o que tienen una gran extensión territorial, ya que permiten difundir la información de forma rápida. El contenido de una circular interior puede ser muy variado: reuniones, cambios de horarios, normas de la empresa, elaboración de proyectos, etc.

EJEMPLO:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada